¿Por qué a China?

Porque cuando no entendemos algo en España decimos: ¡no me hables en chino! Porque la mitad de los inventos del pasado vinieron de allí. Y también las frutas y a saber qué más. Por tener un idioma tan distinto. Por culpa de mi profesor de chino, Guo. Por culpa de los inventores de la beca Erasmus y los que la siguen haciendo posible. Y de la couchsurfer Danielle, de San Diego, que me hizo entender que para mi, la crisis era la oportunidad de probar qué es lo que más me gusta en la vida: si no hubiese crisis estaría trabajando en el primer trabajo que me hubiese salido, me gustase o no, como ocurría cuando no había crisis.

 

Guo

Guo, mi profesor de chino

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>